top of page

EJEMPLOS DE METAS DE CAMBIO DE COMPORTAMIENTO A TRAVÉS DE PEQUEÑOS PASOS Y PEQUEÑOS HÁBITOS.

AUTOR: KINSEY MAHAFFEY.


Como especialista en cambio de comportamiento, a muchos de nuestros clientes les gusta establecer nuevas metas para cada nuevo año. Sin embargo, para esta época del año, se estima que una gran mayoría de las personas que establecieron planes para el año nuevo ya se han rendido. Si trabajas en un gimnasio, es probable que hayas visto cada año la tendencia a que la cantidad de membresías y la asistencia al gimnasio aumentan en el primer trimestre, luego, va disminuyendo significativamente en el mes de marzo.

Cuando recuerde las sesiones de enero, seguramente tendrá presente el entusiasmo de sus clientes de ingreso reciente y los existentes cuando establecieron sus nuevos objetivos. Parecían motivados, listos para el cambio y emocionados de lograr sus objetivos. Seguramente, les orientó para que establecieran objetivos inteligentes (específicos, medibles, orientados a la acción, realistas y con plazos determinados) para aumentar sus posibilidades de éxito. Entonces… qué pasa, ¿por qué nuestros clientes no alcanzan el éxito?

Quizás nuestros clientes persiguieron los resultados, en lugar de buscar un cambio de estilo de vida. Se esforzaron en enero y trataron de cambiar por completo todos sus hábitos a la vez.

La mayoría de las personas pueden hacer un cambio repentino como este durante un periodo corto de tiempo, pero si quieren lograr sus objetivos y mantenerlos, será necesario un cambio sostenible para lograrlo. Hay muchas variables involucradas en el logro de los objetivos relacionados con la salud, pero la creación de un plan de acción puede ayudar a su cliente a pasar de tener buenas intenciones a tener buenos resultados.

¿CUÁL ES EL ESTADO DE LOS OBJETIVOS ACTUALES DE SU CLIENTE?

Antes de proponer un plan de acción, se debe dialogar con el cliente para sondear sus objetivos. Es esencial verificarlos antes de hacer un plan para alcanzarlos.

Aquí se sugiere algunas preguntas que puede hacerle a su cliente para iniciar la conversación:

  • ¿Estos objetivos aún reflejan los resultados que aspira obtener?

  • ¿Crees que es necesario ajustar alguno de tus objetivos? Si es así, ¿Cuál sería el cambio? Quizás su cliente ya haya logrado uno o más de los objetivos que se propuso inicialmente y esté listo para un nuevo desafío. También es posible que quiera ajustar sus objetivos para hacerlos más realistas o relevantes de acuerdo a sus intereses para esta temporada.

  • ¿Le gustaría establecer nuevos objetivos?

Una vez que haya revisado los objetivos de su cliente según sea necesario, pídale que anote sus objetivos y escriba por qué cada objetivo es importante para ellos; identificar su “por qué” ayudará al cliente a concentrarse en su motivación intrínseca para alcanzarlo. La motivación intrínseca describe el comportamiento impulsado por recompensas internas.

PUEDE CONTRASTAR ESTA PREMISA CON LA MOTIVACIÓN EXTERNA.

Cuando una recompensa externa o evitar el castigo influye en el comportamiento.

Un cliente intrínsecamente motivado elegirá ir a su entrenamiento porque disfruta de sus sesiones (recompensa interna). Un cliente que está extrínsecamente motivado asistirá a su entrenamiento. Después de todo, no va a querer que le cobren una tarifa por cancelación tardía (evitando el castigo).

Un estudio de investigación de Mata et al. (2011), muestra que la motivación intrínseca es un factor que aumenta la probabilidad de mejorar las conductas de ejercicio y nutrición en las mujeres. Si su cliente está teniendo dificultades para averiguar cuál es su “por qué” para lograr cada una de sus metas, puede hacerle una simple pregunta, ¿cómo afectará positivamente alcanzar esta meta en su vida? o ¿por qué es importante que logres este objetivo?

RESULTADO DE METAS VS PROCESO.

Los objetivos generalmente se dividen en dos categorías: objetivos de resultado y objetivos de proceso. Un objetivo de resultado establece el logro específico que al cliente le gustaría ver. “Quiero perder 15 libras al final de mi programa de entrenamiento de 4 meses”. Un objetivo de proceso indica lo que se debe hacer para lograr ese objetivo. “Para perder 15 libras en agosto de 2021, comeré tres comidas balanceadas por día y haré ejercicio durante 30 minutos al día, cuatro días a la semana”. En concreto, un objetivo de resultado explica hacia dónde se dirige su cliente y un objetivo de proceso describe cómo llegar allí.

Para formular el plan de acción que va a permitir a su cliente alcanzar sus objetivos, debe ser específico sobre lo que deberán hacer para tener éxito. Es necesario precisar cuándo y cuánto requiere para obtener logros. El objetivo de su cliente es la pérdida de peso y su enfoque durante su programa será el ejercicio y la nutrición. Sus objetivos de proceso pueden verse así:

Objetivo de resultado: perder 15 libras para fines de septiembre 2021.

Metas de proceso:

  • Asista a tres sesiones de entrenamiento personal por semana y camine 30 minutos al día al menos cinco días a la semana.

  • Consuma tres comidas balanceadas al día, que incluyan 1-2 porciones de vegetales en cada comida, 4 oz de proteína magra, una porción de carbohidratos no procesados y una porción de una fuente de grasas saludables.

  • Salga a comer un máximo de 2 veces por semana.

Una vez que haya definido los objetivos del proceso de su cliente, ¡es hora de hacer el plan! Si necesita ayuda adicional para establecer metas realistas para sus clientes, consulte este artículo: Cómo ayudar a un cliente a establecer metas de pérdida de peso.

HAZ UN PLAN DE ACCIÓN.

Al igual que con cualquier plan de acción, necesita saber hacia dónde se dirige, cómo llegará y por dónde empezar. El objetivo de resultado indica hacia dónde vamos, los objetivos del proceso revelan cómo lo estamos logrando, pero ¿Cómo sabemos por dónde empezar?

Para encontrar su punto de partida, evalúe los comportamientos actuales de su cliente y así determinar su línea de base. Repase cada objetivo con su cliente y pregunte dónde se encuentra actualmente con cada uno. Usemos los objetivos del proceso del ejemplo anterior. Después de hablar con el cliente, este puede ser un ejemplo de lo que se puede lograr:


1. Objetivo: Asistir a tres sesiones de entrenamiento personal por semana y caminar 30 minutos al día al menos cinco días a la semana.

  • Rutina de entrenamiento actual: Asistir a tres sesiones de entrenamiento personal por semana y caminar 30 minutos al día al menos cinco días a la semana.

2. Objetivo: Ingerir tres comidas balanceadas al día, que incluyan 1-2 porciones de vegetales en cada comida, 4 oz de proteína magra, una porción de carbohidratos no procesados y una porción de una fuente de grasas saludables.

  • Hábitos nutricionales actuales: sin prestar atención, cómo, cuándo y cuánto puedo

3. Objetivo: Salir a comer un máximo de 2 veces por semana.

  • Hábitos nutricionales actuales: hace siete comidas a la semana fuera.

A continuación, haga que su cliente organice estos objetivos desde los más fáciles a los más difíciles de lograr. Después de pensarlo un poco, seguramente, su cliente propondrá:

  1. Salga a comer un máximo de 2 veces por semana.

  2. Asistir a tres sesiones de entrenamiento personal por semana y caminar 30 minutos al día al menos cinco días a la semana.

  3. Consuma tres comidas balanceadas al día, que incluyan 1-2 porciones de vegetales en cada comida, 4 oz de proteína magra, una porción de carbohidratos no procesados y una porción de una fuente de grasas saludables.

Su cliente abordará cada uno de estos objetivos uno a la vez y en este orden. Si su cliente es flexible en cuanto a cantidad de tiempo para alcanzar su objetivo, puede centrarse en este proceso y enfocarse en el dominio de cada comportamiento objetivo antes de pasar al siguiente objetivo del proceso.

Esto es lo mejor para crear un cambio de comportamiento a largo plazo y cultivar un estilo de vida saludable. Si su cliente tiene poco tiempo, puede analizar sistemáticamente el comportamiento para ayudarlo a trabajar hacia su objetivo a tiempo. De cualquier manera, su cliente verá buenos resultados en el camino.

HITOS MENSUALES Y PEQUEÑOS PASOS.

Cuando comencé a entrenar, pasé mucho tiempo estableciendo metas con clientes que se veían bien en el papel, pero que parecían difíciles de implementar. Con el tiempo, aprendí que dividir sus metas en metas más pequeñas a corto plazo fue una medida inmediata para ayudar a que se sintieran exitosos.

La mejor manera de lograr cualquier objetivo es dividirlo en pasos más pequeños y alcanzables. Este enfoque ayudará a su cliente a obtener ganancias rápidas al principio del proceso y generará un impulso para ayudarlo a continuar. Hay dos estrategias que he empleado para ayudar a guiar a los clientes en este proceso: hitos mensuales y pasos pequeños.


HITOS MENSUALES

Un hito mensual es un objetivo que puede ser alcanzado en un mes. Un beneficio adicional de establecer un hito mensual es que resulta más fácil concentrarse en un solo objetivo durante este tiempo en lugar de permanecer concentrado en muchos objetivos durante un tiempo más prolongado.

Para establecer el primer hito mensual, divida uno de los objetivos a largo plazo de su cliente en un objetivo más pequeño y alcanzable en el que se concentre durante un mes. Una vez que su cliente haya enumerado sus objetivos de proceso, desde los más fáciles a los más difíciles, comenzará por abordar primero el objetivo más fácil.

Usando nuestro ejemplo anterior, su cliente quiere trabajar para salir a comer solo dos veces por semana, y actualmente sale a comer siete veces por semana. Puede discutir con su cliente si cree que es realista avanzar hacia este objetivo en un mes, o si le gustaría desglosarlo más para abordarlo durante dos meses o más para tener más tiempo para dominar este nuevo hábito.

Si no le gusta cocinar y planificar las comidas, es posible que les lleve más tiempo adaptarse a esta nueva rutina. Sin embargo, si el cliente se siente muy cómodo cocinando y planificando sus comidas, realmente podría adaptarse en un mes. Mida los avances de su cliente y permítele guiar el proceso con tu información a lo largo del camino.

PEQUEÑOS PASOS.

Una vez que haya establecido su primer objetivo de hito mensual, dividirá el objetivo en pequeños pasos para avanzar hacia el objetivo semana a semana antes de fin de mes. Es fundamental ser flexible y obtener la opinión del cliente a medida que avanza en este proceso.

Si determina cómo se ven los pequeños pasos por su cuenta, corre el riesgo de hacerlo demasiado fácil o demasiado difícil para su cliente. Cualquiera de los dos enfoques puede resultar una razón para perder la motivación y no vean los resultados que buscan. A continuación, se incluye un ejemplo de una conversación que podría sostener con su cliente para desglosar el primer objetivo:

Entrenador: su objetivo es comer fuera de la casa solo dos veces por semana, y actualmente come fuera de casa siete veces por semana. ¿Cuál crees que es una meta fácil para empezar por la cantidad de veces que comerás fuera de casa esta semana?

Cliente: Creo que solo podría salir a comer tres veces esta semana

Entrenador: sé que a veces el trabajo puede resultar complicado para ti. En su peor semana laboral ¿sería realmente fácil para usted salir a comer solo tres veces por semana?

Cliente: Umm…si, tal vez no

Entrenador: quiero que elijas un número que te parezca tan fácil. Sería una tontería no lograrlo ¿Cómo sería ese número?

Cliente: Creo que podría salir a comer solo cinco veces a la semana. Eso es mejor que siete, pero probablemente más fácil que tres.

Entrenador: entonces, ¿salir a comer solo cinco veces esta semana sería bastante fácil para ti?

Cliente: si, puedo hacer eso.

Entrenador: ¡Genial! Ese es tu objetivo durante la primera semana. Esta conversación permite que el cliente se adueñe del proceso y permite que el capacitador se asegure que el objetivo sea muy realista para que el cliente lo logre. Cada semana, consultará con su cliente para monitorear cómo va y determinar si está listo para seguir adelante reduciendo la cantidad de comidas que ingiere fuera de casa por semana o si necesita otra semana de práctica en esta cantidad de veces que sale a comer fuera por semana. Puede continuar este proceso hasta que estén realizando regularmente el comportamiento objetivo a largo plazo.

Seguidamente, se incluye un ejemplo de cómo se daría una progresión relativamente rápida con este objetivo:

Hito mensual, mes 1: salga a comer solo 2 veces por semana antes de fin de mes:

  • Objetivo de la semana 1: comer 5 veces por semana.

  • Objetivo de la semana 2: comer 4 veces por semana.

  • Objetivo de la semana 3: comer 3 veces por semana.

  • Objetivo de la semana 4: comer 2 veces por semana.

Al dividir el objetivo del proceso en objetivos más pequeños a corto plazo, está preparando a su cliente para el éxito al ayudarlo a enfocarse en un objetivo específico alcanzable. Una vez que su cliente logra su objetivo, el nuevo objetivo se convierte en mantener este comportamiento mientras se aborda el siguiente objetivo de la lista.

Sus esfuerzos rápidamente se convertirán en una bola de nieve y hará posible obtener logros a medida que continúen dando pequeños pasos hacia su objetivo de resultados. En última instancia, terminarán en modo de mantenimiento o pueden encontrar una nueva forma de desafiarse a sí mismos una vez que hayan alcanzado sus objetivos iniciales. ¡Depende de ellos!

En el trayecto de este proceso con sus clientes, puede ser útil mirar hacia atrás mensualmente o trimestralmente donde comenzó su cliente para que puedan apreciar lo lejos que han llegado. Debido a que su cliente está dando pequeños pasos hacia su objetivo, su percepción podría ser que no ha llegado muy lejos. La belleza de este proceso es que van más lejos de lo que pensaban sin esforzarse en el proceso.

RESUMEN.

En este proceso, comenzamos el panorama general estableciendo metas INTELIGENTES a largo plazo, y luego reducimos estratégicamente sus metas hasta que tengamos pequeños pasos alcanzables que ayudaran a nuestros clientes a cambiar su comportamiento paso a paso.

Celebre cada victoria con su cliente en el camino, pero siempre manténgase enfocado en el futuro para ayudar a su cliente a seguir progresando. Antes que te des cuenta, estarán cruzando la línea de meta. ¡Un pequeño paso a la vez!

REFERENCIAS.

Mata, J. Silva MN, Vieira, PN, Carraca, EV, Andrade, AM, Coutinho, SR…y Teixeira, PJ (2011). Derrame motivacional durante el control de peso: el aumento de la autodeterminación y la motivación intrínseca del ejercicio predicen la autorregulación de la alimentación.

AUTOR: KINSEY MAHAFFEY.

Kinsey Mahaffey, MPH, es una educadora de acondicionamiento físico, entrenadora personal y entrenadora de salud con sede en Houston que desarrolló su compromiso con el acondicionamiento físico de por vida mientras jugaba voleibol de la División I. Le apasiona ayudar a otros a cultivar un estilo de vida saludable y disfruta educar a otros profesionales de fitness que comparten esta visión. Ella es instructora y maestra entrenadora para NASM

265 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page